Sender y la editorial Einaudi: "Crónica" de un fracaso anunciado